Azulejos andaluces

El arte de la decoración cerámica

VOLVER

Sobre el libro Azulejos andaluces

Este libro dedicado a los azulejos andaluces recopila los diseños más importantes y representativos de los azulejos y la cerámica andaluza. Herederos del arte musulmán, los azulejos andaluces fueron plasmando en sus diseños la evolución histórica de los diferentes estilos artísticos que arraigaron en la península ibérica.

Organizado a través de capítulos, este libro realiza un recorrido cronológico por los estilos de azulejos andaluces, la evolución de las técnicas decorativas y los motivos pictóricos propios de cada época. Desde los azulejos mudéjares hasta los azulejos modernistas, pasando por los azulejos isabelinos y renacentistas, y los azulejos historicistas.

Este libro editado por Dosde incluye más de 300 imágenes de gran calidad e información detallada que permiten acercarse a la cerámica andaluza, que exigía una gran perfección técnica, y que hoy podemos disfrutar en monumentos como la Alhambra de Granada.

Un libro que interesará a todos los amantes de los libros de arte y de los libros de arquitectura, así como a todos aquellos que quieran tener un excelente recuerdo del fascinante mundo de los azulejos andaluces.

Edición Foto

Azulejos andaluces

  • Incluye contenido digital exclusivo
  • Fabricado con papel que respeta el medio ambiente
  • Multilenguaje: Publicado en 6 idiomas
  • Más de 220 fotografías de alta calidad

Sobre el libro Azulejos andaluces

Este libro dedicado a los azulejos andaluces recopila los diseños más importantes y representativos de los azulejos y la cerámica andaluza. Herederos del arte musulmán, los azulejos andaluces fueron plasmando en sus diseños la evolución histórica de los diferentes estilos artísticos que arraigaron en la península ibérica.

Organizado a través de capítulos, este libro realiza un recorrido cronológico por los estilos de azulejos andaluces, la evolución de las técnicas decorativas y los motivos pictóricos propios de cada época. Desde los azulejos mudéjares hasta los azulejos modernistas, pasando por los azulejos isabelinos y renacentistas, y los azulejos historicistas.

Este libro editado por Dosde incluye más de 300 imágenes de gran calidad e información detallada que permiten acercarse a la cerámica andaluza, que exigía una gran perfección técnica, y que hoy podemos disfrutar en monumentos como la Alhambra de Granada.

Un libro que interesará a todos los amantes de los libros de arte y de los libros de arquitectura, así como a todos aquellos que quieran tener un excelente recuerdo del fascinante mundo de los azulejos andaluces.

No reviews yet.

Información adicional

  • Información adicional
  • Subtitle: El arte de la decoración cerámica
  • Peso (g): 540
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Tamaño (cm): 19,5 x 17,5
  • Autor: Dosde
  • Páginas: 192
  • Edición: Edición Foto
  • idioma
  • Español
  • Inglés
  • Francés
  • Italiano
  • Alemán
  • Japonés
  • Chino
  • Coreano
  • isbn
  • 978-84-9103-156-7
  • 978-84-9103-157-4
  • 978-84-9103-158-1
  • 978-84-9103-159-8
  • 978-84-9103-160-4
  • 978-84-9103-161-1
  • 978-84-9103-162-8
  • 978-84-9103-163-5
  • código
  • 35-018-00
  • 35-018-01
  • 35-018-02
  • 35-018-03
  • 35-018-04
  • 35-018-05
  • 35-018-07
  • 35-018-10

Los orígenes de la cerámica andaluza

Los azulejos andaluces, empleados como revestimiento de muros y pavimentos, constituyen uno de los principales signos de identidad del arte y de la arquitectura andaluzas. Tienen como precedentes más lejanos la Mesopotamia y el Egipto de la Antigüedad, civilizaciones a las que se les atribuyen los primeros ladrillos vidriados conocidos.

La aplicación de esta cerámica vidriada fue continuada por el Imperio persa y recibió su impulso definitivo con la eclosión de la cultura islámica. Los musulmanes favorecieron el desarrollo de nuevas técnicas que permitieron explotar todo el potencial plástico de la cerámica vidriada, en un intento de emular los mosaicos grecorromanos y bizantinos.


El proceso de alicatado de los azulejos andaluces

Los mosaicos de azulejos más representativos de la Andalucía musulmana se realizaron a través de la técnica del alicatado. Esta técnica consistía en cortar piezas cerámicas vidriadas de un solo color mediante unos alicates, para obtener fragmentos de diferentes tamaños y formas, que después se colocaban unos al lado de otros sin dejar huecos y siguiendo un patrón previamente trazado.

Este tipo de decoración requería de artesanos altamente especializados y un sistema de trabajo muy pautado dentro de la artesanía andaluza. La Alhambra de Granada, sede de la corte nazarí, se erigió como el gran escaparate del arte de este período, donde destacan los zócalos de alicatados basados en la geometría.


Los azulejos pintados

La técnica del azulejo pintado abrió un nuevo horizonte de posibilidades plásticas, tanto a nivel artístico como temático. Fue el ceramista italiano Francisco Niculoso Pisano quien introdujo esta nueva técnica, que consistía en pintar directamente sobre la superficie plana de los azulejos esmaltados, dispuestos en un panel. Una vez decorados, los azulejos se cocían en el horno para la vitrificación.

El sistema de trabajo de Pisano supuso una auténtica revolución, hasta el punto que acabó desplazando a la técnica de arista. Los ceramistas andaluces pudieron potenciar el carácter narrativo de sus piezas, lo que contribuyó a revalorizar su trabajo.

Las composiciones de azulejos pintados elaboradas posteriormente a la aparición de Pisano incluyeron desde imágenes religiosas hasta escenas de inspiración mitológica, pasando por los motivos costumbristas o las referencias al mundo del campo y de la caza.