Libros sobre la Alhambra

4 Artículo(s)

  • Alhambra De Granada

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Chino

    Edición Deluxe

    Alhambra De Granada

  • Alicatados de la Alhambra

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Japonés
    • Chino
    • Coreano
  • Alhambra De Granada

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Japonés
    • Ruso
    • Chino
    • Portugués
    • Coreano

    Edición Foto

    Alhambra De Granada

  • Cine De Dedo, La Alhambra - Patio De Los Leones

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Español + Inglés
    Ver los detalles

    Precio regular: 6,95 $

    Special Price 3,00 $

Que encontrarás en estos libros

Libros sobre la Alhambra de Granada

La Alhambra de Granada constituye el testimonio más valioso de la presencia musulmana en la península ibérica. Debido a su riqueza ornamental y refinamiento estético, este monumento –declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984– está considerado uno de los grandes hitos del arte y la arquitectura islámica.

 

Los libros sobre la Alhambra publicados por Dosde permiten descubrir todos los aspectos relacionados con este conjunto arquitectónico único en el mundo. A través de ellos se puede profundizar en la historia de la Alhambra y de sus espacios más representativos, así como conocer las principales características arquitectónicas de esta ciudad palatina de diseño monumental, convertida en el principal símbolo de la prosperidad económica y cultural alcanzada por el desaparecido reino nazarí.

 

 

Historia de la Alhambra

Situada en Granada, una de las ciudades más importantes del sur de la península ibérica, la Alhambra fue proyectada en lo alto de la colina de la Sabika, una estribación del macizo montañoso de Sierra Nevada.  Tal y como relatan los libros sobre la Alhambra, la parte más antigua de la ciudad palatina fue edificada en el siglo XIII para albergar a los dirigentes del reino nazarí de Granada, el último reducto del poder musulmán en la península ibérica.

 

Los sucesivos ocupantes del recinto fueron construyendo nuevos elementos defensivos, jardines y espacios destinados a la corte nazarí, como el Mexuar, el patio de los Leones, y el patio de los Arrayanes. De esta forma, la Alhambra de Granada se convirtió en una de las mayores ciudades palatinas del mundo. Como muestran los libros de arquitectura, la dilatada historia de la Alhambra de Granada queda reflejada en la variedad de estilos que confluyen en las diferentes zonas de la ciudad palatina, un recinto único que combina exteriores de aspecto sobrio con estancias interiores minuciosamente ornamentadas.

 

Basados en un complejo lenguaje iconográfico, los artesonados, cerámicas y yeserías que decoran las distintas estancias de los palacios nazaríes muestran la perfección que alcanzó la arquitectura islámica, mientras que los elementos introducidos durante la época cristiana incluyen numerosos detalles propios del estilo renacentista.

 

 

La Alhambra musulmana

El impulsor de la construcción de la Alhambra de Granada fue el sultán Muhammad I –también conocido como Ibn Al-Ahmar, “el hijo del rojo”–, el fundador de la dinastía nazarí. Miembro de una familia acomodada de Arjona –ciudad situada en la provincia andaluza de Jaén–, Muhammad I inició en 1232 una serie de campañas militares que culminaron seis años después con la toma de Granada y la consolidación del último estado musulmán de Europa occidental. El sultán no solo otorgó a Granada la condición de centro de poder, sino que también proyectó la Alhambra, el recinto que debía garantizar la seguridad de la corte y la integridad del territorio.

 

Inevitablemente, la evolución de la Alhambra fue paralela a la del reino nazarí. En el siglo XIV, coincidiendo con los prósperos reinados de Yusuf I y Muhammad V, la fortaleza alcanzó su máximo esplendor, incorporando nuevos palacios destinados a subrayar la grandeza de sus promotores. Por contra, en el siglo XV, el declive del sultanato tuvo su reflejo en la disminución de la actividad constructora.

 

 

La Alhambra cristiana

Los libros sobre la Alhambra relatan cómo la ciudad palatina quedó bajó el control de los monarcas cristianos tras la desintegración del sultanato nazarí. Los primeros en ocupar el edificio en esa nueva etapa fueron los Reyes Católicos, que en 1492 conquistaron la ciudad de Granada, poniendo fin a siglos de dominio nazarí. Durante su mandato, se impulsaron diversas reformas que permitieron rehabilitar los espacios dañados durante el asedio del recinto e introducir diversos elementos de influencia occidental.

 

La transformación de la Alhambra fue todavía más notoria en el siglo XVI, cuando el emperador Carlos V, nieto de los Reyes Católicos, construyó una serie de dependencias anexas a los palacios nazaríes y proyectó un gran palacio de formas netamente renacentistas, una intervención que se muestra al detalle en los libros edición deluxe de Dosde.