Libros de Arquitectura

1-12 of 44

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  • Madrid, Ciudad Monumental

    Idiomas:

    • Inglés
    • Francés
    • Español
  • Sevilla

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Japonés
    • Chino
    • Coreano

    Edición Foto

    Sevilla

  • Catedral de Sevilla

    Idiomas:

    • Chino
    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán

    Edición Visual

    Catedral de Sevilla

  • Alicatados de la Alhambra

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Japonés
    • Chino
    • Coreano
  • Bilbao

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán

    Edición Foto

    Bilbao

  • Madrid

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés

    Edición Foto

    Madrid

  • Cine De Dedo, Park Güell

    Idiomas:

    • Español
    • Español + Inglés

    Edición Flipbook

    Cine De Dedo, Park Güell

    Ver los detalles

    Precio regular: 6,95 $

    Special Price 3,00 $

  • Gaudí Obra Completa

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Ruso

    Edición Deluxe

    Gaudí Obra Completa

  • Casa Batllo

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Japonés
    • Ruso
    • Chino

    Edición Visual

    Casa Batllo

  • Barcelona

    Idiomas:

    • Inglés
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Ruso
    • Español

    Edición Deluxe

    Barcelona

  • Barcelona

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Ruso
    • Francés
    • Italiano
    • Alemán
    • Japonés
    • Chino

    Edición Visual

    Barcelona

  • Obra Completa Antoni Gaudi

    Idiomas:

    • Español
    • Inglés
    • Francés
    • Alemán
    • Japonés
    • Italiano
    • Chino
    • Ruso
    • Catalán
Que encontrarás en estos libros

Libros de arquitectura

La arquitectura ha estado presente en la vida de los seres humanos desde el nacimiento de la historia. Ligada en un inicio a la función residencial, con el paso del tiempo ha acabado adoptando una gran variedad de usos, hasta convertirse en un fiel reflejo de la sociedad a la que está ligada. 

 

Los libros de arquitectura editados por Dosde permiten profundizar en esta disciplina que desde la Antigüedad ha sido calificada como la madre de todas las artes. A través de ellos, se puede descubrir un extenso patrimonio arquitectónico, conformado por obras excepcionales que causan fascinación en todo el mundo tanto por su valor histórico como por su originalidad y su riqueza artística.

 

 

Historia de la arquitectura

El arte de proyectar y construir edificios no se puede desvincular del contexto histórico. Como reflejan los libros de arquitectura, cada época ha tenido unos métodos de trabajo y estilos concretos, identificados con las creencias y costumbres de la sociedad. De esta forma, la arquitectura ha experimentado una evolución constante a lo largo de los siglos, con el fin de adaptarse a las necesidades y exigencias de cada momento.

 

 

Los orígenes de la arquitectura

Numerosos relatan cómo en el Neolítico, coincidiendo con el paso de la vida nómada a la sedentaria, aparecieron las primeras construcciones, consistentes en casas y graneros de estructura sencilla y monumentos megalíticos ligados a funciones religiosas y funerarias.

 

A medida que la sociedad se hizo más compleja, la arquitectura fue cobrando una mayor importancia. Así lo evidencian los restos arqueológicos de las antiguas civilizaciones de Mesopotamia y Egipto, impulsoras de la construcción de templos y palacios de dimensiones colosales, como las pirámides y los zigurats.

 

 

El período grecorromano

En la Antigua Grecia, la arquitectura se distinguió por priorizar la belleza y la perfección. Esa búsqueda de la armonía formal propició la formulación de los denominados órdenes arquitectónicos, normas rígidas que fijaban la relación entre cada una de las partes del edificio. Asimismo, los griegos también fomentaron el desarrollo de la arquitectura civil, creando nuevas tipologías de edificio de uso público como las stoas, las palestras y los teatros.

 

Como detallan los libros de arquitectura, los romanos intentaron emular los ideales griegos, aunque también incorporaron a su estilo conceptos procedentes de la cultura etrusca. Su arquitectura fue mucho más colosal, en un reflejo de la grandeza alcanzada por el Imperio romano, y también potenció la ornamentación. Asimismo, guiándose por su sentido práctico, los romanos utilizaron nuevos materiales como el ladrillo y el hormigón, con los que pudieron construir de forma más rápida y económica.

 

 

La Edad Media

Tal y como reflejan los libros de museos y monumentos publicados por Dosde, en el período medieval la arquitectura estuvo estrechamente vinculada a la religión. En el mundo musulmán, la mezquita era el edificio más importante, mientras que en el ámbito cristiano ese lugar preeminente lo ocupaba la catedral, cuya construcción se podía prolongar durante varias generaciones.

 

Debido a las tensiones territoriales, la arquitectura militar también tuvo un peso importante. Las torres, las murallas y las fortalezas formaron parte del paisaje urbano habitual de una época especialmente turbulenta, en la que se desarrollaron todo tipo de soluciones de carácter defensivo.

 

 

La Edad Moderna

Durante el Renacimiento se recuperaron muchos de los conceptos del mundo clásico que habían caído en el olvido durante la Edad Media. Autores como Vitruvio reivindicaron en sus libros de arquitectura el legado grecorromano, sentando las bases de un nuevo lenguaje guiado por el concepto de la proporción.

 

Esa fijación por los ideales de la Antigüedad acabó provocando la aparición del manierismo, un estilo que se alejó de los cánones teóricos clasicistas para primar un lenguaje más subjetivo y artificioso. Con la llegada del Barroco, se certificó el fin del orden impuesto por el Renacimiento. En ese período, la arquitectura buscó captar la atención mediante el uso de las líneas curvas, los efectos luminosos y la profusión ornamental. Esa tendencia a la exageración sería rechazada por el Neoclasicismo, un movimiento artístico que defendió la pureza de líneas arquitectónicas y el uso de un lenguaje racional, basado en los criterios clásicos de belleza.

 

 

Siglo XIX

Los libros de arquitectura y los libros de arte detallan cómo el siglo XIX estuvo dominado por los movimientos historicistas, que buscaban rescatar elementos de la arquitectura del pasado. En muchas regiones europeas, esa recuperación de los estilos pretéritos, como el gótico, el mudéjar y el románico, fue el producto de la emergencia del nacionalismo, un movimiento sociopolítico que atribuía a cada territorio una identidad propia, derivada de unos orígenes, una cultura y unos intereses comunes.

 

En la segunda mitad del siglo XIX, los estilos historicistas convivieron con la denominada arquitectura del hierro, que incorporó a la construcción los materiales característicos de la Revolución Industrial, como el hierro, el acero, el vidrio y el hormigón.

 

Ya a finales de siglo, tuvo lugar la aparición del modernismo, un movimiento que combinó las tecnologías de la era industrial con el trabajo artesanal para crear un lenguaje completamente novedoso que buscaba recrear las formas de la naturaleza. Esta etapa aparece detallada en los libros sobre modernismo publicados de Dosde, entre los que figuran distintos títulos dedicados a analizar la obra de Antoni Gaudí, uno de los grandes referentes del movimiento.

 

 

Arquitectura contemporánea

A partir del siglo XX, coincidiendo con la eclosión de las vanguardias artísticas, la arquitectura se adentró en una fase de renovación para dar respuesta a los problemas surgidos en la sociedad moderna. Los libros de arquitectura señalan cómo esa redefinición de la labor constructiva quedó articulada a través de movimientos como el racionalismo, representado por autores como Le Corbusier, Walter Gropius y Mies van der Rohe; y el organicismo, cuyo máximo exponente fue Frank Lloyd Wright.

 

Estas corrientes coincidieron en su apuesta por una arquitectura funcional, en la que lo útil predominara sobre lo puramente ornamental. El uso de la planta libre y de los nuevos materiales industriales fueron otros de los rasgos comunes de estos movimientos, que con sus ideas sentaron las bases del denominado Estilo Internacional.

 

Actualmente, en el panorama arquitectónico coexisten diversas tendencias y corrientes, desde las que apuestan por la total libertad formal hasta las que se mantienen fieles a los criterios racionalistas. Independientemente de su visión teórica, los nuevos arquitectos no dudan en aprovechar todo el potencial las tecnologías informáticas y los nuevos materiales industriales para realizar sus proyectos, los cuales además suelen tener en cuenta estrictos criterios de sostenibilidad, como reflejo de una sociedad cada vez más preocupada por el cuidado del medio ambiente.

 

Toda esa evolución queda plasmada en nuestros libros, que permiten acercarse a algunos de los principales referentes de una disciplina que a día de hoy sigue inmersa en un proceso de cambio constante.