Biografía de Antoni Gaudí

¿Quién es Antoni Gaudí?

Retrato de Antoni Gaudi Dosde Editorial

 

Considerado el máximo exponente del modernismo catalán, Antoni Gaudí es uno de los arquitectos más importantes de la historia. Sus obras se distinguen por incorporar soluciones constructivas inspiradas en la naturaleza, así como por poseer un profundo simbolismo religioso. De hecho, la biografía de Gaudí está muy marcada por la influencia del catolicismo, que llegó a condicionar todos los aspectos de la personalidad del arquitecto.

 

Las obras de Gaudí en Barcelona más importantes son la Sagrada Familia, la Casa Vicens, el Palacio Güell, la Casa Batlló, el Park Güell y La Pedrera. Todos estos monumentos, junto a la cripta de la Colonia Güell, situada en Santa Coloma de Cervelló, forman parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

 

La historia de Gaudí: infancia y estudios

Antoni Gaudí i Cornet nació el 25 de junio de 1852 en Reus, la capital de la comarca del Baix Camp, una región del sur de Cataluña. La madre de Gaudí, Antònia Cornet i Bertran, era hija de un especialista en la fabricación de calderas, al igual que el padre del arquitecto, Francesc Gaudí i Serra, un calderero procedente de Riudoms, un pequeño municipio situado a pocos kilómetros de Reus.

 

Gaudí vivía junto con sus padres y sus dos hermanos mayores, Rosa y Francesc, en una modesta casa situada en el centro de Reus, aunque con frecuencia se trasladaba a Riudoms, donde la familia poseía una finca llamada Mas de la Calderera. Tras iniciar sus estudios de primaria en una escuela dirigida por Francesc Berenguer, padre de uno de sus futuros colaboradores, en 1863 Antoni Gaudí se matriculó en las Escuelas Pías de Reus, donde conoció a dos de sus mejores amigos de infancia, Josep Ribera Sans y Eduard Toda i Güell, con quienes colaboró en la publicación de la revista satírica El Arlequín y en la redacción de un útopico proyecto para restaurar el monasterio de Poblet.

 

En 1868, Gaudí se trasladó a Barcelona para finalizar los estudios de bachillerato. El futuro arquitecto se instaló en el bullicioso barrio de La Ribera con su hermano Francesc, que entonces estaba estudiando la carrera de Medicina.

 

En 1874, Gaudí fue aceptado en la Escuela de Arquitectura. El joven alternó los estudios con sus primeras incursiones en el mundo profesional, colaborando con arquitectos consolidados como Josep Fontserè, Francisco de Paula del Villar y, sobre todo, Joan Martorell, su principal mentor. Los progresos de Gaudí se vieron ensombrecidos en 1876 por la muerte de su hermano y su madre. Tres años después, también falleció su hermana, cuya hija –que sufría graves problemas de salud– quedó bajo la custodia del arquitecto y su padre.

 

Descubre el libro para conocer todo sobre Antoni Gaudí

Libro Biografía de Antoni Gaudi Dosde Editorial

 

Esta es la única Biografía Ilustrada que existe sobre Antoni Gaudí, ya que recoge numerosas imágenes de su vida privada, su trabajo y su entorno. Más de un año de trabajo de documentación, que ha dado como resultado una de las biografías más completas que existen sobre Gaudí, tanto a nivel visual como informativo.

 

Incluye ilustraciones, bocetos originales de sus obras y curiosidades de la época. ¡Descúbrelo aquí!

 

Los inicios profesionales de Gaudí

Proyecto de Antoni Gaudi Dosde Editorial

El Capricho, situado en Comillas, fue uno de los primeros encargos importantes de Gaudí

 

En 1878 Gaudí obtuvo el título de arquitecto e instaló su despacho en la calle del Call, en el antiguo barrio judío de Barcelona. Ahí, comenzó a trabajar en sus primeros encargos, como un conjunto de equipamiento para una cooperativa llamada La Obrera Mataronense, unas farolas para la plaza Real de Barcelona y una vitrina para la prestigiosa guantería Comella. Esta última obra suscitó la atención del poderoso industrial barcelonés Eusebi Güell i Bacigalupi, quien en los siguientes años se convertiría en el principal mecenas del arquitecto.

 

Gracias a su relación con Güell y a su inmersión en los ambientes intelectuales más destacados de Barcelona, durante su vida Gaudí pudo establecer nuevos contactos de interés y participar en proyectos arquitectónicos cada vez más ambiciosos que le permitieron dejar atrás las estrecheces económicas de sus años de estudiante y llevar una vida social muy activa.

 

En 1883, el arquitecto presentó los planos de su primera gran obra, la Casa Vicens, e inició El Capricho en la localidad cántabra de Comillas, donde el arquitecto ya había adquirido cierta fama gracias a sus trabajos para el suegro de Güell, Antonio López, primer marqués de Comillas. También en 1883, Gaudí aceptó el encargo de sustituir a Francisco de Paula del Villar en la dirección de las obras del templo expiatorio de la Sagrada Familia, una iniciativa impulsada por el librero barcelonés Josep Maria Bocabella que se acabaría convirtiendo en el gran proyecto vital del arquitecto.

 

La consolidación de Gaudí como arquitecto

Proyecto de Antoni Gaudi Dosde Editorial

En el Colegio Teresiano Gaudí utilizó su ingenio para adaptarse a las restricciones presupuestarias

 

Gaudí mantuvo una trayectoria profesional ascendente durante el último cuarto del siglo XIX, cuando sus obras en Barcelona y en otras ciudades lo consolidaron como arquitecto. La amistad de Gaudí con Eusebi Güell se vio reforzada con el paso del tiempo y fue el origen de proyectos cada vez más estimulantes, como el Palacio Güell (1886-1888), mientras que su creciente relación con el entorno eclesiástico le permitió recibir nuevos encargos de tipo religioso, como el Colegio Teresiano (1889-1890) y el Palacio Espicopal de Astorga (1887-1893), un proyecto que Gaudí realizó en paralelo a la construcción de la Casa Botines de León (1892).

 

Asimismo, en esa época el arquitecto catalán proyectó su primera obra en el Ensanche de Barcelona, la Casa Calvet, merecedora del premio del Ayuntamiento al mejor edificio de 1900.

 

El buen momento profesional de Gaudí contrastaba con las decepciones en su vida íntima. A pesar de su solvencia económica y capacidad intelectual, el arquitecto fracasó en el intento por conquistar a su gran amor, Pepeta Moreu. Ese desengañó amoroso probablemente supuso un punto de inflexión para Gaudí, que se volvió un hombre más introvertido y religioso. Su preocupación por la moral cristiana incluso le llevó a poner en peligro su vida, como se demostró en 1894, cuando quedó postrado en la cama durante días tras practicar un ayuno muy riguroso.

 

El esplendor creativo de las obras de Gaudí

  • Casa Batlló de Antoni Gaudí en Barcelona
    En la Casa Batlló Gaudi convirtió una simple reforma en una obra de arte

Entre 1900 y 1910, el arquitecto experimentó su etapa de máximo esplendor profesional. En las obras que Gaudí realizó en Barcelona, como el Park Güell (1900-1914), la Torre Bellesguard (1900-1912), la Casa Batlló (1904-1906), La Pedrera (1906-1909) y la cripta de la Colonia Güell (1908-1914), el arquitecto demostró su inmensa capacidad creativa, que le situaba en la vanguardia artística –incluso por delante del modernismo, la tendencia imperante en las grandes ciudades europeas–,  y en el centro de atención de la opinión pública.

 

Tanto por sus singulares ideas como por su fuerte carácter, Gaudí era objeto de continuas controversias. Sus defensores consideraban que su genio estaba fuera de toda duda, mientras que sus detractores criticaban su gusto extravagante y ambición desmesurada. El arquitecto se mantuvo al margen de esas polémicas, sin apartarse de sus ideas ni realizar concesiones para ganar adeptos. De hecho, ni siquiera cedía a las presiones de los clientes, que en ocasiones se lamentaban por el excesivo atrevimiento formal del arquitecto y los elevados costes económicos de las obras.

 

La dedicación obsesiva al trabajo apartó progresivamente a Gaudí de la vida social. Ese aislamiento empeoró a partir de 1906, cuando murió el padre del arquitecto. El fallecimiento, que se produjo pocos meses después de que los dos se hubieran trasladado a vivir al Park Güell, supuso un duro golpe para Gaudí, que quedó sumido en un estado de depresión.

 

Los últimos años de Gaudí

Sagrada Familia Antoni Gaudi Dosde Editorial

Diseño de la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia, realizado por Gaudí en 1911

 

Marginado por las nuevas élites intelectuales, a partir de 1914, Gaudí rechazó cualquier otro encargo y destinó todas sus energías a la construcción de la Sagrada Familia, consciente de que se trataba de su legado más importante. La lentitud en las obras derivada de la falta de fondos permitió a Gaudí recrearse en el estudio de los distintos aspectos del templo. El arquitecto quería que cada elemento encajara perfectamente en el complejo programa simbólico que había diseñado. Para él, la Sagrada Familia era como una gran Biblia de piedra que tenía que recoger todos los aspectos de la historia y misterios de la fe cristiana, así que no se podía dejar ningún detalle al azar.

 

El día 7 de junio de 1926, después de cumplir su trabajo diario en la Sagrada Familia, Gaudí acudió a la iglesia de Sant Felip Neri. Cuando llegó al cruce entre la calle Bailén y Gran Vía, un tranvía lo arrolló causándole una conmoción cerebral y dejándole varias costillas rotas.

En este estado Gaudí fue trasladado al hospital de la Santa Creu, y después de algunas horas fallecía. Era  jueves 10 de junio, poco tiempo antes de que Gaudí cumpliese los 74 años.

El 12 de junio se celebró un funeral multitudinario, en el que se enterró al arquitecto en la cripta de la Sagrada Familia, en la capilla del Carmen. De esta forma, Antoni Gaudí quedó unido para siempre a su proyecto más trascendental.

El libro para conocer todo sobre Gaudí

Tras la grandeza de las obras de Gaudí se esconde un hombre al que pocos conocen. ¿Quién influenció su obra?¿Con qué dificultades se encontró a la hora de desarrollar sus proyectos? ¿Quién fue su gran amor?

 

En esta Biografía de Gaudí descubrirás con todo lujo de detalles, la apasionante vida del genial arquitecto, pero sobre todo del hombre al que pocos conocen, que dedicó su vida entera a la incesante búsqueda de la perfección.

Libro Biografía de Antoni Gaudi Dosde Editorial

Email to someoneShare on FacebookTweet about this on Twitter