Antoni Gaudí

Sus obras en Barcelona

VOLVER

Sobre el libro Antoni Gaudí: sus obras en Barcelona

Este libro fotográfico editado por Dosde ofrece una visión completa de las obras de Gaudí en Barcelona, mostrando los detalles más singulares de los proyectos pertenecientes a las distintas etapas estilísticas del arquitecto. A través de sus páginas, el lector descubrirá la impronta que Gaudí fue dejando en sus edificios, convertidos en iconos de la ruta modernista de Barcelona.

El libro, estructurado por años, analiza cada obra que Gaudí realizó en las diferentes etapas de su vida. Incluye textos explicativos que contextualizan el momento y la intención con la que se concibió cada proyecto, para que el lector pueda conocer más detalles sobre su realización.

Este libro de Gaudí destaca por la gran cantidad de fotografías de detalles de las obras que el arquitecto realizó en Barcelona. Esas imágenes permiten apreciar los diferentes edificios de Gaudí desde un punto de vista más cercano, incidiendo en los aspectos más desconocidos. Es un auténtico testimonio gráfico sobre el legado que Gaudí dejó en la ciudad y que lo consolida como uno de los arquitectos más grandes de todos los tiempos.

Edición Foto

Antoni Gaudí

  • Incluye contenido digital exclusivo
  • Hecho con papel que respeta el medio ambiente
  • Multilenguaje: Presentación en 2 idiomas
  • Incluye más de 150 imágenes

Sobre el libro Antoni Gaudí: sus obras en Barcelona

Este libro fotográfico editado por Dosde ofrece una visión completa de las obras de Gaudí en Barcelona, mostrando los detalles más singulares de los proyectos pertenecientes a las distintas etapas estilísticas del arquitecto. A través de sus páginas, el lector descubrirá la impronta que Gaudí fue dejando en sus edificios, convertidos en iconos de la ruta modernista de Barcelona.

El libro, estructurado por años, analiza cada obra que Gaudí realizó en las diferentes etapas de su vida. Incluye textos explicativos que contextualizan el momento y la intención con la que se concibió cada proyecto, para que el lector pueda conocer más detalles sobre su realización.

Este libro de Gaudí destaca por la gran cantidad de fotografías de detalles de las obras que el arquitecto realizó en Barcelona. Esas imágenes permiten apreciar los diferentes edificios de Gaudí desde un punto de vista más cercano, incidiendo en los aspectos más desconocidos. Es un auténtico testimonio gráfico sobre el legado que Gaudí dejó en la ciudad y que lo consolida como uno de los arquitectos más grandes de todos los tiempos.

Opiniones de los lectores
(6)

VOLVER

Opiniones
(6)

Alexandrescu Mirela (Rumanía)
Alexandrescu Mirela (Rumanía)
Me encantó el libro, y me gustaría que hiciérais libros para lugares de interés en otros países.
María Laura Romero
María Laura Romero
Buenas fotos y mucha información bastante detallada. Compraré más títulos.
Barbara Taylor (Canadá)
Barbara Taylor (Canadá)
Me gustaría más información en profundidad. La presentación en dos idiomas español e inglés me gustó mucho.
Bernanrd Trosselly (Francia)
Bernanrd Trosselly (Francia)
Muy buen libro, con fotografías e ilustraciones de gran calidad. Recomendable.
Luz Pérez (España)
Luz Pérez (España)
La portada me llamó la atención y al abrirlo me gustó el contenido, sorprendente.
A.M. Baggini (España)
A.M. Baggini (España)
Me gustó mucho el contenido del libro, llama la atención

Opiniones de los lectores
(6)

Alexandrescu Mirela (Rumanía)
Alexandrescu Mirela (Rumanía)
Me encantó el libro, y me gustaría que hiciérais libros para lugares de interés en otros países.
María Laura Romero
María Laura Romero
Buenas fotos y mucha información bastante detallada. Compraré más títulos.

Información adicional

  • Información adicional
  • Subtitle: Sus obras en Barcelona
  • Peso (g): 215
  • Encuadernación: Rústica
  • Tamaño (cm): 13,5 x 13,5
  • Autor: Dosde
  • Páginas: 144
  • Edición: Edición Foto
  • idioma
  • Español + Inglés
  • Español + Inglés
  • Español + Inglés
  • Español;Inglés
  • isbn
  • 978-84-96783-07-2
  • 978-84-96783-07-2
  • 978-84-96783-07-2
  • 978-84-96783-07-2
  • código
  • 35-008-00
  • 35-008-02
  • 35-008-01
  • 35-008-80

Obras de Gaudí en Barcelona

Nacido en Reus en 1851, Antoni Gaudí se trasladó a Barcelona en 1868, y desde entonces siempre mantuvo una estrecha relación con la ciudad. Ahí descubrió los secretos de la arquitectura de la mano de las figuras más destacadas de la época y entabló amistad con algunas de las personas que le ayudarían a consolidarse como uno de los grandes referentes de la arquitectura modernista.

Gaudí desarrolló la mayor parte de su trayectoria profesional en Barcelona, de forma que la capital catalana alberga la mayoría de proyectos del arquitecto. Entre las obras de Gaudí en Barcelona más destacadas figuran la basílica de la Sagrada Familia, la Casa Batlló, La Pedrera, el Park Güell, la Casa Vicens, la Torre Bellesguard y el Palacio Güell, obras maestras de la arquitectura que evidencian el genio creativo de un arquitecto en constante evolución.


Las primeras obras de Gaudí

Precedido de encargos como las farolas de la plaza Real, el primero de los edificios de Gaudí en Barcelona fue la Casa Vicens, una vivienda unifamiliar situada en la villa de Gràcia, que a finales del siglo XIX todavía era un municipio independiente. En esa obra, Gaudí, anticipó la explosión de colores y formas del modernismo, combinando recursos típicos del arte musulmán con múltiples referencias al mundo natural.

La influencia musulmana también está presente en la Finca Güell, el primer encargo de Eusebi Güell a Gaudí, consistente en un conjunto de pabellones anexos a la finca de veraneo que este poderoso industrial barcelonés poseía en la zona de Pedralbes.

La etapa de juventud del arquitecto incluye el Palacio Güell, que está considerado como una de las obras de Gaudí en Barcelona más importantes. Ubicado en las proximidades de la Rambla, este edificio de inspiración medieval fue un nuevo encargo del principal mecenas de Gaudí, Eusebi Güell, y combina una exterior austero con un interior de diseño exuberante, a imagen de los palacios renacentistas italianos.

La influencia de los estilos arquitectónicos del pasado a también está presente en el Colegio Teresiano y la Torre Bellesguard, proyectos más tardíos en los que Gaudí combinó su fascinación por las formas medievales con recursos más personales, como el uso del arco parabólico y de los pináculos coronados por cruces de cuatro brazos.


Las obras más importantes de Gaudí

En sus años de madurez profesional, Gaudí se fue desprendiendo de las influencias externas para adoptar un estilo plenamente personal, basado en la observación de la naturaleza. A ese período pertenecen la Casa Calvet, La Pedrera y la Casa Batlló, los únicos edificios de Gaudí en el Ensanche, la extensa trama urbana surgida tras el derribo de las murallas medievales de Barcelona. Las tres obras evidencian la evolución del arquitecto.

Premiada como el mejor edificio de Barcelona de 1900, la Casa Calvet todavía es deudora de las corrientes historicistas, al incorporar en su fachada numerosos detalles propios de la arquitectura barroca. Por su parte, la Casa Batlló supuso una auténtica ruptura con el pasado, al combinar la máxima funcionalidad con un atrevido universo de formas extraídas del mundo natural.

Convertida en la última obra civil del arquitecto, La Pedrera supuso la confirmación de la libertad creativa alcanzada por Gaudí, quien diseñó una estructura tan innovadora que incluso llegó a ser incomprendida en su época.

De esa época también data una de las obras más importantes de Gaudí, el Park Güell, una utópica urbanización proyectada por Gaudí en colaboración con Eusebi Güell en una zona apartada de la ciudad que todavía hoy sigue suscitando todo tipo de interpretaciones debido a su original iconografía.

Los jardines de la Fontaine de Nimes y las ruinas del templo de Apolo de Delfos son algunas de las posibles fuentes de inspiración de este espacio lleno de fantasía, en el que las alusiones a la Grecia clásica conviven con una enigmática iconografía inspirada en la historia de Cataluña y el simbolismo cristiano.

En la Sagrada Familia, Gaudí también dejó constancia de su evolución estilística. El arquitecto comenzó a trabajar en la construcción del templo en sus años de juventud, y se mantendría al frente del proyecto hasta sus últimos días, lo que le permitió introducir en la obra todas las ideas que fue perfeccionando a lo largo de los años. Por ello, la basílica es considerada el compendio definitivo de la arquitectura de Gaudí.